Tubasket.com El basket que tú buscas en la red

¡Bienvenido!

Noticias sobre NBA

¿Recuerdas cómo jugaba Jayson Williams? ¡Dale al play!

Jayson Williams, pívot All-Star en los 90, sueña con volver a la NBA con ¡44 años! tras más de dos en prisión

Marc Amposta

Escrito por Marc Amposta
el 30/09/2012 a las 10:02 h

"Juego al baloncesto todos los días. Entreno todos los días. Soy mentor de unos tres o cuatro chicos de la NBA y de algunos universitarios. Ninguno de ellos me ha ganado en un uno contra uno. No sé si me dejan ganar por quién he sido (se ríe), pero significa mucho para mí ver que puedo jugar a su nivel y que todavía les puedo comunicar cosas".

Volver a jugar en la NBA tras haber pasado más de dos años en la cárcel, en dos etapas, es la ilusión utópica de Jayson Williams, pívot de 2.08 m., All-Star en 1998.

Jugó nueve temporadas en el mejor baloncesto del mundo, dos en los Philadelphia 76ers (1990-92) y las últimas siete en los New Jersey Nets (92-99).

JW tiene 44 años, lucha cada día por evitar recaer en el alcohol y quiere dejar atrás unos años tormentosos entre juicios y cárceles que empezaron cuando mató accidentalmente al conductor de una limusina en 2002, mientras daba una fiesta en su mansión.

Aquella fatalidad, que preso del miedo intentó encubrir, ocurrió tres años después de haberse retirado por culpa de les lesiones.

Ahora trata de ser un hombre nuevo, un buen padre, un buen ciudadano. En la cárcel se reformó, encontró a Dios y puso en marcha una Iglesia para ayudar a sus compañeros.

Fuera sigue ayudando a quienes lo necesitan, a través de conferencias y explicando su historia en un libro, 'Humbled' (Humillado), una recopilación de cartas escritas a su padre.

Lo dramático es que empezó la relación epistolar con su padre un año después de que el progenitor muriese, en 2009: "Cuando estaba escribiendo a mi padre, bajaba la guardia".

Williams, que llegó a firmar un contrato de 86 millones de dólares por seis años, nunca tuvo una vida idílica: tres de sus hermanas han muerto, dos por SIDA (tras una transfusión de sangre) y una asesinada, y su tío abusó de él cuando era niño.

En una gran y extensa entrevista a 'ESPN.com', Williams explica cómo ha sido su experiencia en la cárcel y como es su vida ahora. Te traemos los mejores extractos:

(Cárcel) "Aprendí a decir no, una palabra importante en la cárcel. No, no puedes tener mi comida. No, no puedes tener mi cuerpo. No, no puedes tener mi tiempo. No, no estoy de acuerdo contigo [...] Nunca he visto a un novato ir a la cárcel y no llorar todas las noches los dos primeros meses, gritando y teniendo a alguien delante de su celda que prevenga un posible suicidio [...] Sinceramente, podría haberse convertido en uno de los más peligrosos de la cárcel con mi influencia y mi estatura y mis finanzas".

"Nunca me preocupé por un ser humano, estaba preocupado por la claustrofobia. En Rikers Island cierran la puerta y se oye. Y con doble cierre. No se puede ver a través de las ventanas, con barrotes, llenas de polvos y suciedad, por donde no entra luz. Era agosto, las paredes sudaban y yo estaba encerrado en una celda".
 
(Accidente) "No pasa una hora en la que no piense en el accidente, en cómo puedo volver a hacer las cosas para traer de vuelta al señor Christofi".

(Sus hijos) "Cuando llevas años sin ver a tus hijos y vas por ahí tratando de salvar a otras personas lo que tienes que hacer es mirarte al espejo y decir: ‘¿Qué está pasando? Porque estoy pasando por dificultados, afrontando desafíos y los únicos que están sufriendo en este momento son mis hijos, y para mí son la parte más importante de mi vida. […] Esta es una marca que tengo, que por cualquier razón, no soy el padre del año. Y la culpa es mía. Eso es lo más difícil de mi vida, porque tengo los mejores padres del mundo y yo no soy un buen padre. Nunca les he podido llevar al parque ni he podido hacer el tonto con ellos porque siempre tenía que estar preocupado por lo que decía la gente: ‘Míralo qué temerario, ¿cómo puede estar divirtiéndose con todo el dolor que causó?’ Así que mis hijos nunca han tenido la oportunidad de ver a su padre".

(Consejo a los jóvenes) "No pasa nada bueno después de las 11:30. Si no tienes lo que quieres a las 11:30, es que no lo necesitas. Si Julius Erving me lo hubiese intentado explicar cuando él tenía 40 años y yo 20, algo que no hizo pese a ser un amigo, no le habría escuchado. Pero estos chicos escuchan porque he causado tanto dolor y he perdido tanto que no soy un cliché. Lo he vivido. No son gilipolleces. No fui a la cárcel 30 días. He estado allí. He estado en la cima y en el valle".

Fuente: ESPN

Deja tu comentario

Una vez que hayas dejado tu comentario antes de ser publicado será moderado por el equipo de TUBASKET.com, recuerda que solo publicaremos aquellos comentarios que no supongan una falta de respeto o contengan palabras o mensajes malsonantes. ¡Gracias por participar!

  • Introduce tu nombre o nick. Será el que aparezca junto a tu comentario.
  • Introduce tu e-mail. Comprueba que sea correcto.
    La dirección no tiene la sintaxis correcta.
  • ¿Tienes web o blog? Compártelo con nosotros.
  • Comente la noticia

Deseo adjuntar a mi comentario:

  • Recargar

Toda la actualidad sobre